Usted está aquí

Por los resultados que ha conseguido en sus estudios y en el deporte paralímpico, el alumno de la UMM Alan Sánchez Vélez, es uno de los ejemplos de vida más importantes de Nuevo León

Sin parte de su pierna izquierda y usando una prótesis para caminar, saltar y correr, Sánchez ha mostrado fortaleza mental, consistencia e inteligencia emocional para llegar lejos.

“Ser un ejemplo de vida significa una gran responsabilidad, pero también es un orgullo, ya que demuestro cada día que a pesar de las adversidades que se presenten podemos salir adelante, solo es cuestión que uno lo decida haciendo una vida lo más normal posible”, expresó.

Tiene campeonatos de Olimpiada Nacional en las pruebas de Salto de Longitud, 100 metros, el nacional para amputados y el subcampeonato panamericano de futbol soccer.

Alan

“Combino mi carrera con el deporte basado en la disciplina, responsabilidad y dedicación”, aseveró.

La historia inició una tarde de mayo del 2003, el niño de 5 años de edad Alan Sánchez jugaba futbol soccer con sus hermanos, cuando de pronto el balón fue a dar cerca de la construcción de uno de los cuartos de su casa en García, Nuevo León.

Alan fue corriendo hasta el lugar donde se encontraba, sin embargo el destino jugó una mala pasada cuando trató al tratar de brincar una pared, esta cayó sobre su  pierna izquierda, provocando un daño severo.

El golpe fue tremendo, el niño se quedó en espera de ayuda, hasta que llegó la ambulancia para llevarlo al hospital, donde por más esfuerzos que se hicieron, tuvieron que amputarle parte de su pierna izquierda.

Los padres de Alan, Francisco Sánchez y Silvia Vélez lo apoyaron para que se ajustara a la situación y saliera adelante en su vida.

Notaban su esfuerzo y las aptitudes como jugador de Futbol Soccer, un allegado a la familia le dijo que tenía cualidades para ser saltador.

De esa manera el estudiante de octavo tetramestre en la carrera de deportes de la UMM se inició paradójicamente el camino en el deporte.

Soy atleta desde el 2011, cuando entré como paralímpico al atletismo, pero jugué como portero futbol en los equipos de barrio desde que tenía 8 años de edad”.

Alan Sánchez Vélez,

Atleta paralímpico

En ese punto de su vida con 14 años de edad, Sánchez fue “creciendo”, y obteniendo apoyos para seguir estudiando por su capacidad como atleta y estudiante.

Y los entrenamientos que tomó de forma consistente lo llevaron poco a poco hacia el éxito, con nominaciones para ser seleccionado de Nuevo León en Paralimpiadas.

Con mayor fogueo los resultados empezaron a llegar con marca en Salto de Longitud con 4 metros 81 centímetros, y el de los 10 metros que acaba de batir para dejarlo en 15 segundos con 25 centésimas.

Esta mejoría viene desde su ingreso como atleta del Centro de Alto Rendimiento de Nuevo León, lugar donde comparte sus dos carreras, la universitaria en la Universidad Metropolitana de Monterrey y la deportiva como un gran atleta.